En un curso de capacitación sobre lavado de activos realizado en Mar del Plata, el fiscal general a cargo de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Carlos Gonella, puso de relieve la “necesidad de políticas institucionales, capacitación, fortalecimiento y compromiso para perseguir este delito”. Además, sostuvo que “de nada sirve” identificar las maniobras de lavado si no se decomisan los beneficios de los delitos.

El funcionario judicial resaltó la actividad desarrollada por la Procelac en materia de investigaciones sobre criminalidad económica al considerar que “en estos tiempos, se pega donde duele, que es la ganancia que deja el delito”. Y si bien reparó en que el número de condenas aún es bajo, mencionó que las causas abiertas son numerosas.
En relación al decomiso de los beneficios obtenidos por actividades ilícitas, Gonela subrayó: "De nada sirve identificar las maniobras de lavado si no llegamos a identificar y decomisar los beneficios de los delitos cometidos. Los delitos graves se cometen para sacar un rédito económico: hay que ir por eso”.
En este sentido, Gonella refirió que en los tres años que lleva en funcionamiento la Procelac, ya se secuestraron más de cinco mil millones de pesos
A su vez, el fiscal federal Daniel Adler, sostuvo que “no se trata solamente de perseguir al delito”. Así dijo que “una política eficaz debe complementarse con el reintegro de activos a través de investigaciones de lavado”.